El nombre de Alicante

En monedas antiguas encontradas en los alrededores de la ciudad de Alicante (concretamente en el Tossal de Manises), hay grabadas unas iniciales: TI, CE, DIR, AUG, F., que significan: Tiberio César Augusto Hijo (Fillius) de Augusto (Divo).

En otras se ve la inscripción IUNT, que quiere decir "Iunctio".

Illice y/o Alone es como se denominaba, también en la antigüedad, a Alicante. En muchas de las monedas encontradas figura uno de los siguientes términos (dependiendo de su procedencia):

C.I.I.A.L.

Ter Long Pap Auit II Vir Q.

Colonia Iulia Illice Alone.

C = Colonia
I = Iulia
I = Illice
A = Alone

Si unimos las iniciales anteriores tendremos: CIIA.

Sería conveniente advertir que aunque están unidos por la época de los nombres, Colonia Iulia Illice Alone corresponde a Alicante y Colonia Iulia Illice Augusta a Elche.

En cuanto a los nombres de Akra Leuka y de Lucentum... hablaremos en otro momento.


Seguir leyendo...

Alcoy


El nombre de Alcoy no ha sufrido grandes variaciones, sobre todo si miramos su etimología. En un principio se le conoció como "El Col"; después como "El Coyl", posteriormente como "Alcoyll".

La ciudad de Alcoy se encuentra situada sobre una colina rodeada por los ríos Molinar y Barxell que al unirse forman el río Alcoy cuyo nombre cambia al salir de la población, pasando a llamarse río Serpis.

Alcoy está a 54 kilómetros de la capital de la provincia, Alicante. Tiene 130,6 kms2 de extensión y alrededor de 70.000 habitantes.

Fue conquistada en 1244 por el rey Jaime I. Según Pedro Antonio Beuter en su "Crónica General de España", en los tiempos de la conquista de la ciudad por los aragoneses hacia el año 1253, Alcoy no era todavía un pueblo formado, si no que eran un conjunto de casales y alquerías diseminados por los campos y barrancos.

El obispo Bernardino Gómez Miedes, en su "Historia del rey don Jaime el Conquistador" escribe: que en 1256 mandó el rey que se reparasen las fortificaciones de su Villa de Alcoy, anticipando en ese mismo año dinero la Ciudad al rey, y obteniendo a cambio el privilegio de no tener "morerías” (las morerías eran los barrios, apartados de la propia Villa, donde vivían los moros que habían previamente jurado fidelidad al rey. Alcoy pagó en 1256 la cantidad de 500 sueldos para no tener morerías), dentro del casco de la Villa.

Fue Jaime el Conquistador quien concedió a Alcoy -según consta en reales diplomas de Játiva del año 1242 y en Xixona en 1274 (diplomas que aseguró haber visto personalmente Francisco Diago a comienzos del siglo SVII, y que actualmente parecen haberse perdido), el poder utilizar en su escudo de armas las barras de Aragón con dos alas, en premio al valor de los hijos de la Villa (obsérvese la imagen que inicie este escrito). Según el cronista Vilaplana Gisbert, algo de lo dicho anteriormente no es cierto ya que hay constancia de que Alcoy en 1255 era un lugar cerrado, con fortificaciones y privilegios, por lo que difícilmente podía ser en 1253, una villa inhóspita y con apenas cuatro casas desperdigadas.

En 1780 había 21 fábricas pepeleras, y entre ellas la que fue una de las más renombradas y de fama incluso internacional la fábrica de papel de fumar "Bambú" (donde, y como acotación personal, trabajó mi tía mayor hasta su muerte a los 25 años de tuberculosis).



A principios de 1800 se convirtió en el centro de la fabricación de telas y papel, debido sobre todo a la abundancia de mano de obra existente y a la baratura de la misma, compitiendo con Cataluña que aunque gozaba en principio de mejores condiciones, telas y algo de maquinaria, encarecía considerablemente el precio ya finalizado. Ello hizo que las fábricas fueran extendiéndose sobre todo por la periferia. A mediados de ese siglo era frecuente ver abundantes emplazamientos que utilizaban sobre todo la mano de obra, no queriendo introducir en sus dependencias las máquinas que en cambio empezaban a llenar los establecimientos del mismo ramo en otras zonas. Se implantaron por aquel entonces complejos dentro de la individualidad que practicaban tareas similares. Así al Norte, junto al Barxell: tintes y nuevos barrios con talleres metalúrgicos y ya fuera del núcleo urbano, hacia el Salt y Cocentaina: el papel, batanes, etc. En 1818 se introducen las primeras máquinas para cardar e hilar que sin embargo no consiguen la aceptación general.

En 1787 Alcoy tenía 11.000 habitantes.

Fue la primera ciudad que hubo en España, amurallada, ya que eran muy frecuentes los asedios y asaltos de que era objeto. La muralla fue derribada en 1875; por aquellos años fueron construidos los diez primeros puentes, con el objeto de facilitar el trayecto entre los puntos más distantes. Alcoy es conocida actualmente como "la ciudad de los puentes" por la cantidad de ellos que existen por toda la ciudad.

La primera vía del tren se realizó en el siglo XIX debido primordialmente a intereses británicos que querían más facilidad y sobre todo más prontitud para poder suministrar a la ciudad el carbón industrial que necesitaban las fábricas para su funcionamiento.

En 1934 la población era de 36.450 habitantes.

Canalejas fué diputado en las Cortes españolas por Alcoy.

Los primeros “ Señores de Alcoy” fueron Saurina de Entenza (sobrina de Jaime I el Conquistador), casada con Roger de Lauria. Doña Saurina murió en 1334. Le sucedió Margarita de Lauria, su hija, casada con Nicolás de Famvila que era consejero de Pedro IV de Aragón. Doña Saurina fundó el monasterio de los padres agustinos también llamado Alcázar entre 1236-38.

De renombre internacional son sus fiestas de “Moros y Cristianos”, las más antiguas de España. Se celebran el 23 de abril, día del patrón Sant Jordi (San Jorge) y es un espectáculo impresionante de luz, color y música.


Sant Jordiet, el Xicotet


Moros y Cristianos


Traje de "Contrabandista" y de "Moro"

Igualmente es la más antigua de España su “Cabalgata de los Reyes Magos” que se celebra en la noche del 5 de enero. La característica más notable es que los pajes, con grandes escaleras de madera, suben a los balcones de las casas a entregar en nombre de sus majestades los regalos a los niños.

Las peladillas de Alcoy son uno de sus dulces más conocidos así como la bebida “Café Licor” o las aceitunas "El Serpis" y "La Española".





El antiguo "Banco de España", actual "Casa de la Cultura" fue construido en 1927. Los realces del edificio, de piedra, fueron encargados a Francisco Navarro Bernabeu, maestro de obras con cuadrilla propia. Debido a los meticulosos realces de la escalinata principal (la que se ve en la fotografía), él mismo los realizó tallando la piedra y dibujando sus adornos. Era mi abuelo materno.



Antiguo Banco de España

El Carrascar es una zona situada a la entrada de la ciudad, con la naturaleza como dueña y señora.



Sobre su cima se encuentra el Santuario de la Font Roja (Fuente Roja), que alberga la imagen de la patrona de Alcoy: la Virgen de los Lirios. La imagen inicial, construida en 1764, fue destruida durante la guerra civil española, siendo reconstruida en 1940.


Santuario de la Font Roja


De 1764 a 1936


En 1940

La ciudad de los puentes



Plaza de la Bandeja con la iglesia de Santa María

Seguir leyendo...